La mayoría de estudiantes, aunque sepan que tienen al alcance de su mano clases de matemáticas online y que pueden mejorar esta asignatura piensan:

“A mí no se me dan bien las matemáticas”

Lamentablemente no paro de oir esta frase todos los años, al inicio de cada curso en mis clases. Y también es habitual y está bien visto en nuestra sociedad, decir que se te dan mal las mates.

 

Y estoy convencido de que en la mayoría de los casos, los que afirman esto, están equivocados. La idea de “ser malo en matemáticas” es en cierto modo autodestructiva. La verdad es que probablemente seas una persona con capacidad matemática, y al pensar de otra manera, te estás perjudicando.

Somos lo que pensamos. A mis alumnos les digo que cambien el chip, que vean las matemáticas como un juego e intenten disfrutar jugando. No me gustaría perpetuar el mito de la habilidad innata en matemáticas.

¿Es genética la habilidad en matemáticas?

Claro, pero sólo hasta cierto punto. Está claro que hay personas con un  talento innato, como el genial matemático australiano Terence Tao, ganador de la Medalla Fields (equivalente al nobel de Matemáticas). Difícilmente algún lector podría ser tan bueno en matemáticas como Terence Tao, por mucho que se esforzara o por mucho que le enseñaran. Pero esta es la cuestión: ¡No tenemos que hacerlo!. Para las matemáticas de la escuela secundaria, el talento innato es mucho menos importante que el trabajo duro, la preparación y la confianza en sí mismo.

 

¿Cómo sabemos esto?

Muchos profesores, que hemos enseñado matemáticas durante muchos años, vemos una y vez, como el patrón se repite:

Acuden a clase diferentes niños con diferentes niveles de preparación. Algunos estudiantes están mejor preparados al comenzar el instituto que otros (por diferentes motivos). En las primeras pruebas, los alumnos bien preparados obtienen buenas  puntuaciones, mientras que los otros normalmente obtienen notas bajas.

Los niños peor preparados, sin darse cuenta de que sus compañeros sacaron mejores notas por estar bien preparados, asumen que es la capacidad genética lo que determina las diferencias de rendimiento. Y lamentablemente deciden que “no son buenos para las matemáticas”; esto conlleva a que no se esfuercen mucho en las próximas clases y se retrasan aún más …

Por el contrario, los alumnos bien preparados, sin caer en la cuenta de que los otros estudiantes no estaban preparados, asumen que son “buenos en matemáticas” y trabajan duro en el futuro, consolidando su ventaja.

Por lo tanto, la creencia de la gente de que la habilidad matemática no se puede cambiar, se convierte en una profecía autocumplida.

Y no es la única. Las revistas académicas de psicología están bien surtidas con documentos que estudian estas “profecías”. Si piensas que no vales, no valdrás. ¿Cuántas veces te has sorprendido a ti mismo al resolver algo complicado porque estabas muy motivado?

Tu capacidad matemática es maleable, una cualidad que aumenta con el esfuerzo.

Si piensas que tienes una inteligencia limitada, y no puedes hacer mucho para cambiarla, estás equivocado.

Si eres de los que piensan que puedes incrementar tu nivel de inteligencia obtendrás calificaciones más altas. La inteligencia es altamente maleable y puede ser desarrollada por el trabajo duro. El aprendizaje cambia el cerebro formando nuevas conexiones … y son los propios estudiantes o cualquier persona la que está al cargo, y dirige este proceso de cambio. Es decir, su inteligencia está sustancialmente bajo su control.

 

Aquí te dejo algunos libros que explican como la mayoría de la gente puede volverse inteligente de muchas maneras, si trabajan lo suficiente:

  • El arte del aprendizaje  de Josh Waitzkin
  • Moonwalking whit Einstein  de Joshua Foer
  • El código del talento  de Daniel Coyle
  • El talento está sobrevalorado  de Geoff Colvin

Parte de mi trabajo consiste en convencer a mis estudiantes que pueden ser más inteligentes gracias al trabajo y al esfuerzo continuo. Entender, practicar y disfrutar jugando con los números es la clave. Otra problemática que me encuentro, es los pocos hábitos de trabajo que tienen algunos.

Creer que no se puede aprender matemáticas es especialmente autodestructivo.  A mis alumnos les pregunto: ¿En qué videojuego eres el mejor? ¿por qué?  La mayoría responden que son mejores en el que más juegan. Eso mismo hay que hacer con las matemáticas, jugar y practicar mucho. Aunque bien es cierto, que primero te tienen que gustar, debes estar motivado, viéndole una utilidad, resolviendo problemas reales de la vida diaria …

Y algunos te preguntaran … ¿Para qué sirven las matemáticas? 

Cualquiera puede aprender matemáticas

Puedes aprender cualquier cosa, si trabajas lo suficiente.

La persistencia ante el fracaso es una parte importante hacia la obtención de buenos resultados. Aunque te asusten las ecuaciones, si trabajas de forma continúa seguro que mejoras tus resultados.

También sería conveniente en nuestra sociedad tratar a las personas que trabajan duro en el aprendizaje como héroes y modelos a imitar. Ya veneramos a los héroes del deporte que compensan la falta de talento a través de la persistencia y la valentía; ¿por qué nuestra cultura educativa debería ser diferente? ¿o interesa más imitar a los concursantes del Gran Hermano?

Vemos a nuestro sociedad alejándose de una cultura de trabajo y esfuerzo hacia una cultura de creencia en el determinismo genético. En el debate entre “naturaleza versus crianza”, un tercer elemento crítico – la perseverancia y el esfuerzo personal- parece haber sido dejado de lado. Y tiene mucha importancia.

Venga! Vamos a esforzarnos un poco. Puedes disfrutar del poder de tu mente resolviendo estos acertijos. Ánimo!  Aguanta sin ver las soluciones, ehh! …  

¿Quieres mejorar tus notas en matemáticas?

Afortunadamente tenemos lectores de muchos países. Me gustaría saber tu opinión al respecto. ¿Cómo ves la educación matemática en tu país? ¿Se valora la cultura del esfuerzo? ¿Están bien vistas las matemáticas en la sociedad donde vives?

Te agradezco mucho tus comentarios …

¿Quieres suscribirte al blog?

Así no te perderás ninguna entrada, y estarás al tanto de los nuevos cursos que vayan apareciendo en la academia de matematicas online.

6 comentarios en “¿Eres bueno en matemáticas?”

  1. Walmer Darosa

    Hola, saludos desde Colombia!, después de usar Khan academy me di cuenta que mi motivación es la competencia y el perfeccionismo así que nunca dejo una actividad sin un 100% de acierto, nunca comparé las matemáticas como un juego hasta que se me presentaron como el mismo, y en mi escuela se decía aquello mismo que mencionas jajaj así que ya entiendo porque no gustaba de tales durante la escuela
    -Estudiante de 4to semestre de Medicina

  2. Hola, en horabuena por el artículo.
    Quería comentar que hay un libro llamado Abre tu mente a los números, es de una persona que era mala en matemáticas y que con los consejos que comparte a lo largo del libro logró mejorar y sacar una carrera con mucha matemática.

    Del mismo modo el libro Aprendetelo es muy útil, tiene consejos sobre el aprendizaje y desmonta muchos mitos comunes que tienen los estudiantes. Creo que es un libro indispensable y que, sí se aconsejara e instruyera adecuadamente a los estudiantes sobre cómo estudiar mejor y más sólidamente, muchas cosas cambiarían.

    Un saludo

    1. Justo Fernández

      Muchísimas gracias por tu comentario Chio.
      No conocía estos libros. Inentaré hacerme con ellos.

      Saludos!!

  3. Arturo Cortés

    Hola, buen día.

    Mi nombre es Arturo y soy también profesor de matemáticas. Te escribo principalmente para felicitarte por este artículo. Das en el clavo en cada uno de los párrafos. Me ha sorprendido que no incorporaras el libro (“Growth Mindset”) y la investigadora (Caro Dweck) referencia en el tema de “inteligencia fija”-“inteligencia maleable”. Si no lo conoces, te animo a que busques en google porque para mi ha sido de las lecturas más inspiradoras.

    Un abrazo.

    Arturo

    1. Justo Fernández

      Hola Arturo! Muchas gracias por tus palabras!
      La verdad es que desconozco ese libro. Ahora mismo voy a buscar información. Cuánto me queda por aprender …
      Disfruta de tus clases colega. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba