Siempre he pensado que es importante enlazar la historia de las matemáticas con su enseñanza, de tal forma que los alumnos puedan ver como han ido avanzando las mates según las necesidades de la humanidad. ¿Cuándo se inventaron los números? ¿cuando surgió el cero? ¿y las funciones? ¿podríamos vivir sin matemáticas?  …
Y contar historias también motiva a los chavales. El tema de sucesiones y progresiones de 3º de secundaria suele dar mucho juego. ¡Hay que aprovecharlo! En este artículo te cuento cuatro bonitas historias.

 

El inventor del ajedrez

Dicen y cuentan que hace ya mucho tiempo hubo un rey absorto y maravillado con el fascinante juego del ajedrez. Tan encantado estaba que ofreció a su inventor concederle lo que pidiera.
“Sólo te pido 1 grano de trigo por la primera casilla, 2 por la segunda, 4 por la tercera, 8 por la cuarta y así sucesivamente. En cada una el doble que la anterior hasta llegar a la última, la casilla número 64.”
Al rey le pareció algo insignificante y pensó que el inventor era muy humilde. Pero estaba muy equivocado.
¿A cuántos granos de trigo asciende la deuda que el rey contrajo con el inventor del ajedrez?
La sucesión sería esta:
a_{n}=1,2,4,8,16,32,64,…
Se trata de una progresión geométrica cuyo primer término es 1 y su razón es 2. Por tanto, el último término, que correspondería a la última casilla es 2 elevado a 63, es decir una cantidad gigantesca; la cantidad total la tienes aquí abajo. El rey no pudo conceder su promesa, al no haber suficiente trigo en toda la tierra para satisfacer los deseos del inventor del ajedrez.

Para que te hagas una idea, con tal cantidad de volumen de trigo, se podría cubrir toda la ciudad de Nueva York llegando a una altura de 1500 metros.

 

 

Las Torres de Hanói

Tal vez hayas visto alguna vez este juego. Se trata de una estructura de 3 varillas donde se insertan varios discos de diferentes tamaños. Inicialmente los discos se sitúan en la varilla de la izquierda colocados de mayor a menor.
El juego consiste en pasar todos los discos a la varilla de la derecha, teniendo en cuenta que en cada movimiento sólo puedes pasar un disco a un lugar vacío o situarlo encima de otro disco de mayor tamaño.

Cuenta una leyenda que Dios colocó 64 discos en la varilla de la izquierda y dijo ” Cuando la humanidad concluya este juego se acabará el mundo”.
El número de movimientos de este juego está en función del número de discos (n). Y se trata de una sucesión cuyo término general es
a_{n}=2^{n}-1
Los primeros términos de esta sucesión son: 1, 3, 7, 15, 31, 63,  …
¿Cuanto tiempo se tardaría en completar el juego utilizando 64 discos?  Nos harían falta 2^(64-1) movimientos. Haciendo la suposición de 1 segundo por movimiento, tardaríamos 585 mil millones de años (más de cuarenta veces la edad estimada del universo)
Si quieres jugar a este juego (con menos discos claro …), puedes hacerlo aquí.

 

Doblando papel. Una progresión asombrosa

Posiblemente te hayas preguntado alguna vez cuantas veces puedes doblar una hoja de papel. Y hayas jugado a ver quien es capaz de doblar más veces un folio.
Pero, imagínate ahora que pudieras doblar las veces que quisieras una hoja de papel de 0,14 mm. de grosor. Cada vez que haces un pliegue por la mitad se duplica su grosor, ¿verdad?. El grosor del papel tras un doblez es 0,28 mm. y con cada nuevo doblez se duplica. Es decir, se trata de una progresión geométrica en la que a1=0,28 y la razón r=2. Por tanto el término general de esta sucesión es:
a_{n}=0,28\cdot 2^{n-1}
siendo n el número de dobleces y an el grosor del papel en milímetros.
¿Puedes coger la calculadora y comprobar esto?
  • Con 26 dobleces ya superas la altura del Everest (8.848 metros)
  • Con 50 dobleces superarás la distancia de la Tierra al Sol (150 millones de kilómetros!)
El gran divulgador Eduardo Sáenz de Cabezón te lo explica muy bien en este vídeo:

 

Aquiles y la tortuga

Es posible que hayas oído hablar de esta paradoja, una de las más clásicas y famosas. La describía así el filósofo griego Zenón de Elea en el siglo V a.C.
“Aquiles, el atleta más veloz, corre a alcanzar a una tortuga que huye de él. Cuando llega donde estaba la tortuga, esta ya ha avanzado un trecho. Cuando Aquiles recorre ese tramo, la tortuga avanza otro poco. Y así sucesivamente, cuando Aquiles llega a donde estaba la tortuga, esta ya ha avanzado algo. Por tanto, nunca la alcanza.”
Por supuesto, sabes que alcanzará a la tortuga. Pero, ¿cómo puedes desmontar el argumento de Zenón, que asegura que la tortuga siempre llevará alguna ventaja?

 

Esta es una forma: La tortuga tiene una ventaja de 100 metros. Imagina que Aquiles (lo conocerás por su talón) es capaz de correr los 100 m. en 10 segundos, y la tortuga es 10 veces más lenta que él.
Es decir,cuando Aquiles ha cubierto esos 100 m., la tortuga se ha desplazado 10 m. Al cubrir Aquiles esos 10 m., la tortuga se ha desplazado 1 m. Mientras cubre ese metro que le separa de la tortuga, ésta ha recorrido 0’1 m. Y así indefinidamente.
Parece una tontería, pero se tardaron 24 siglos en desvelar por completo esta paradoja, gracias a la Teoría de Límites. La suposición de que infinitos trayectos deben sumar una distancia infinita y necesitan un tiempo infinito no es correcta.

 

Aquiles y la tortuga

En la tabla de arriba puedes ver que Aquiles, según las condiciones iniciales, tardará 11,111 … segundos en alcanzar a la tortuga.
Se trata de una progresión geométrica de razón 1/10. La suma de todos los infinitos tiempos es:
10+1+\frac{1}{10}+\frac{1}{100}+\frac{1}{1000}+…=11'\hat{1}
Acabas de ver que aunque la suma tenga infinitos sumandos, el resultado puede ser finito. Lo mismo que dividir 100 entre 9.

 

Si estás ayudando a tu hijo con las mates, no te olvides de contarle historias y curiosidades para reforzar su aprendizaje y para hacerle más llevadero el camino. Me gustaría que tuviera una buena progresión …  😉

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
}
Un blog que pretende ayudarte con las matemáticas

Un blog que pretende ayudarte con las matemáticas

Si tienes hijos en el instituto o eres alumno, te vendrá bien suscribirte a los contenidos

Gracias! Revisa tu correo y confirma tu suscripción.