Generalmente estudiar matemáticas suele dar problemas.
Algunos padres me piden que les de consejos para evitar que sus hijos suspendan. No todo es estudiar, influyen más factores.
En este artículo voy a tratar de resumirte cuales son los errores más comunes que cometen los estudiantes al estudiar matemáticas, aunque lógicamente es aplicable a todas las asignaturas.
¡Ojo! Los padres también tienen un papel muy importante en el aprendizaje de sus hijos.
Es algo complicado resumirlo en un artículo, realmente es un tema complejo. Pero quiero ser breve y comentarte lo fundamental.
Allá voy. Estos son los puntos a tener en cuenta:

1.Falta de motivación

La motivación es el primer paso firme para el éxito de tu hijo en Matemáticas.
Sin emoción ni ganas por descubrir no hay aprendizaje.
Si un estudiante no está motivado, es porque no le interesa. Lo primero que tienes que hacer como padre es ayudarle a que supere esta actitud.
¿Dónde crees que se origina el problema con las matemáticas de tu hijo? Puede que haya muchas respuestas. Pero según mi experiencia como alumno y profesor, este problema suele originarse en la propia mente del alumno, en su parte subconsciente.
¿Cómo crees que se origina este problema? No es hereditario. Hay muchos factores en juego. Si el alumno ha escuchado muchas veces que las matemáticas son difíciles, tenderá a creérselo.
Unas malas experiencias o pequeños fracasos, le han ido cerrando puertas. Eso se va guardando en su cerebro.
Todos tenemos tendencia a auto limitarnos por las falsas creencias. Vemos “normal” que las matemáticas sean difíciles. Vamos perdiendo confianza en nuestras posibilidades.
Nuestro subconsciente es altamente susceptible al poder de las palabras.
• Debes motivar a tu hijo habitualmente. Verás los resultados…

• Si alguien te repite todos los días que puedes realizar algo, esto se va grabando en tu cerebro.

• Ayuda a tu hijo a “elaborarle una nueva imagen” de sí mismo. Con tu apoyo podrá afrontar las matemáticas con una actitud mental positiva.

• Refuérzale la idea de que la educación es un recurso que puede emplear con éxito ahora y en el futuro. Que en la sociedad de la informática y la tecnología es imposible dar un paso sin toparse con las matemáticas.

• Anímale a que desarrolle su autoconfianza. Y recuérdale que puede alcanzar sus metas.

motivación-errores-comunes

2. Falta de metas

Es bastante habitual que el alumno no se establezca objetivos o metas.
Pero debes saber que el éxito son las metas. Y estas se alcanzan con la persistencia y la motivación.
¿A dónde quieres que llegue tu hijo? ¿A dónde quiere llegar él?
• Establece metas reales y alcanzables para tu hijo y tendrá éxitos en las matemáticas.

• Intenta que el mismo desarrolle la habilidad de establecer metas. Con esfuerzo, constancia y motivación podrá lograr sus objetivos.

3. Falta de práctica. No saber estudiar

Practicar es la mejor manera de aprender matemáticas. Pero esta práctica se debe hacer con disciplina y organizadamente.
“La única forma de aprender matemáticas, es hacer matemáticas” Paul Halmos
¡Organízate! Es muy importante establecer unos horarios reales de estudio y cumplirlos.
• Evita hacer ejercicios rutinarios de forma repetitiva. Cuando ya tengas asimilado un concepto, es mejor que dediques más tiempo a la resolución de problemas.

• Ayuda a tu hijo a que aprenda a administrarse su tiempo. ¡Y que lo aproveche! Tiene que saber estudiar. No dejarlo todo para el final. Hay que ir poco a poco

• Colabora con él para establecer unas técnicas de estudio apropiadas

• Recuérdale que la matemática es una asignatura secuencial. Debes tener los conceptos bien asimilados para poder avanzar.

errores-en-matematicas

 

4. Temor al fracaso

Posiblemente sea la razón número uno por la que no logramos las cosas.
Debemos entender el punto crítico de la importancia de tener ciertos fracasos. ¡No pasa nada!
Es casi imposible lograr algo sin fracasar previamente. Fracasa, vuelve a levantarte y aprende de los errores.
•Debes inculcarle que no es bueno preocuparse por los resultados. Únicamente tiene que ocuparse, y hacer las cosas lo mejor posible.
• ¡Nunca lo critiques! Eso es muy malo para él.
• Que sea consciente de sus errores, de forma sutil. Para que pueda reconocerlos y que pueda mejorar.
• Recuérdale que el esfuerzo y la persistencia (ante un pequeño bache o un bajón, no debe rendirse, debe persistir) son importantes.

5. Mala elección de academia

Es habitual que los alumnos vayan a academias de refuerzo para mejorar sus matemáticas. Pero debes tener claro que en un grupo de refuerzo donde hay 5 o 6 estudiantes, no suele ser productivo. Porque apenas le dedican tiempo personalizado  e incluso puede que en el grupo haya diferentes niveles.
• Si apuntas a tu hijo a una academia, asegúrate de las condiciones en las que van a trabajar. A veces es mejor tener clases particulares para adquirir una buena base, o incluso estudiar con un compañero reforzando los conceptos.

• Recuérdale a tu hijo que pregunte al profesor del instituto aquello que no entienda. Si es preciso, en horas de tutoría.

 

Espero haberte ayudado. Ahora ya conoces los errores habituales y cómo afrontarlos. Te recomiendo que hagas tus tareas y ayudes a tu hijo con las mates. ¡Ánimo!
Y tú, ¿tienes en cuenta estos puntos? ¿quieres aportar alguno más?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
}
Un blog que pretende ayudarte con las matemáticas

Un blog que pretende ayudarte con las matemáticas

Si tienes hijos en el instituto o eres alumno, te vendrá bien suscribirte a los contenidos

Gracias! Revisa tu correo y confirma tu suscripción.